El Barça , 70 minutos desesperantes y sin disparar a puerta en Ibiza