El Barça tendrá que someterse a controles especiales ante la amenaza del coronavirus