La magia del Chacho: engaña a su defensor en una contra y levanta al público de su asiento