La selección tembló cuando Pau tuvo que retirarse por una lesión antes del partido