Ricky Rubio firma cinco segundos de genio y enloquece a la grada: canasta, robo y pase por la espalda sin mirar