Klay Thompson regresa por todo lo alto tras dos años lesionado: mate a una mano y ovación total