La última exhibición de Curry: ¡Once triples en tres cuartos y… a descansar!