Marc Gasol y Alex Abrines protagonizan una de las jornadas más brillantes de la NBA