Boston gana a Miami con mucho sufrimiento