Una humareda en el Bilbao Arena retrasa media hora la apertura de puertas para el Bilbao Basket-Real Madrid