Vitoria acoge la fiesta del baloncesto donde el Real Madrid quiere conseguir su segunda Euroliga consecutiva