Diez federaciones europeas reunidas en la sede de la FIBA condenan el calendario de la Euroliga