La euforia de los jugadores del Madrid camino al vestuario tras ganar al Barça: "¡Somos el Madrid, aquí nadie está muerto!"