Los entrenadores ausentes en Vitoria apuestan por el Real Madrid como campeón