La camiseta de Stephen Curry se mantiene como la más vendida en Europa