Un amaño de partido que no salió bien