Campazzo y Felipe Reyes, multados con 1.000 euros por sus palabras a los árbitros tras el polémico final de Copa