El monumental enfado de Tomic en el banquillo tras un codazo de Miralles