Willy y Abrines disfrutan del triunfo del combinado mundial en el Rising Stars Challenge