Los Warriors despiertan en el Madison tras dos derrotas seguidas