Los Spurs siguen su racha en Boston en el peor día de Pau Gasol