Los Sixers de Sergio Rodríguez sufren el arrebato de LeBron y Kyrie Irving