Sergio Llull conquista su segundo MVP tras decantar la final de forma estelar