El Real Madrid de baloncesto se proclama campeón del mundo tras ganar al Bauru