(Previa) El Barcelona no quiere sentimentalismos en la vuelta de Abrines a casa