Pedro Martínez: "Nuestra profundidad de banquillo nos ha permitido tener un ritmo más constante"