Oliver: "Es una alegría muy grande"