Mumbrú: "Cuando fichas a siete jugadores siempre cuesta arrancar"