El Movistar Estudiantes jugará de rosa frente al Barcelona para apoyar la lucha contra el cáncer de mama