Marc Gasol sirve la venganza de Memphis ante los Mavericks