Marc García, de dos a cuatro semanas de baja por un esguince de rodilla