Magic Johnson e Isiah Thomas hacen las paces entre lágrimas tras muchos años de antipatía