Llull: "Tenemos que jugar 40 minutos como si no hubiese un mañana"