Laso acabó empapado, Rudy se llevó la red… fiesta blanca sobre el parqué del Palau