Laso a Bourousis en un tiempo muerto: "¡Cállate y juega uno contra uno fuerte!"