Ibaka remata a sus excompañeros con 31 puntos y la canasta de la victoria