Chicago apaliza a Orlando y los Sixers siguen sin estrenarse