Bartzokas: "Debemos aceptar que no somos favoritos"