La ACB implanta los 'banquillos cruzados' para favorecer el espectáculo