Bale está dos horas en Valdebebas con Zidane la semana de su reencuentro con el Santiago Bernabéu