Gareth Bale se queda: el extremo galés no ha tenido ofertas y continuará en el Real Madrid