Bale se marchó del Bernabéu 12 minutos antes de que acabara el partido ante la Real