Bale parodia desde el banquillo el remate de Brahim en el segundo gol del Madrid