Bale preocupa con sus números: 26 lesiones, 426 días de baja y 93 partidos perdidos