Una azafata de eventos deportivos: “Nos quitan un puesto de trabajo, nunca me he sentido un objeto”