La aventura de Fernando Alonso en las 24 horas de Daytona: un fallo en los frenos le alejaron de la cabeza