Avalancha en el Nanga Parbat: la nieve arrasa el campo en unos segundos