Así se vivió el ataque dentro del autobús de Boca Juniors: gritos, cortes y mucha tensión