De diferentes equipos... pero con un mismo grito de guerra: ¡Aupa Atleti!