Aparecen dos siluetas caminando sobre la cubierta del Metropolitano en pleno partido y los aficionados alucinan